El hombre más rico de Argentina

|

Gregorio Pérez Companc: el hombre más rico de la Argentina

Gregorio Perez Companc es el único argentino que figura en la lista de los hombres con fortunas superiores a los 1000 millones de dólares. Este empresario multimillonario y magnate argentino es, actualmente, el accionista mayoritario de la empresa de alimentos Molinos Río de la Plata, cuenta con un patrimonio de US$ 2100 millones y ocupa el puesto número 356 en el ranking que elabora todos los años la revista norteamericana Forbes.

Nació en Buenos Aires en 1934. Según lo relatado por Luis Majul en su libro “Los Dueños de la Argentina” recién fue anotado el 23 de agosto de 1945 con el nombre “Jorge Gregorio Bazán”, hijo legítimo de Benito Bazán y Juana Emiliana Molina. Según cuentan allegados al grupo, fue Margarita Companc de Pérez Acuña quien decidió incorporarlo a la familia, obligando a sus hijos a prometer que lo tratarían como a un hermano más. Estudió en el Colegio La Salle, en Buenos Aires, Argentina. En 1993 accedió a la presidencia de la compañía más importante del país. Compró el Banco Río de La Plata a la fundación Pérez Companc (manejada por su hermana Alicia) para crear así un gran emporio económico.

Históricamente, su fortuna está vinculada a PeCom, empresa petrolera y estandarte del holding, que fue vendida a la brasilera Petrobras en los últimos años. Esta decisión fue tomada por la mujer de Pérez Companc, María del Carmen “Munchi” Sundblad Beccar Varela, debido a problemas de salud del empresario.

Emprende con un negocio de masajes y reflexología

Es ella también quien lo motivó a crear dos negocios de mediana envergadura: Munchi’s y Temaikén. El primero es una red de heladerías que prepara sus cremas exclusivamente con leche de vaca Jersey. Temaikén es un bioparque en donde los animales no están enjaulados, sino que viven en recintos al aire libre y tratando de respetar sus condiciones naturales al máximo. Temaikén cuenta con 400 empleados aproximadamente, es el primer bioparque en Latinoamérica y el primero en pertenecer al mundialmente conocido AZA, Asociación de Zoológicos y Acuarios.

Actualmente, sus negocios apuntan a los alimentos y el campo, actividad por excelencia de la oligarquía argentina. Una de sus últimas compras fue un Haras perteneciente a la familia Cordero, ubicada en Capitán Sarmiento, valuada la misma en U$S 15.000 la hectárea. Su principal firma es la alimenticia Molinos Río de la Plata de la cual posee un 73% del capital accionario.

Pérez Companc, ferviente católico, coopera habitualmente con el Opus Dei y donó entre 50 y 80 millones de pesos al Campus Universitario de Pilar de la Universidad Austral, que incluye una compleja clínica médica universitaria. Su compañía también contribuyó a convertir a la Universidad Católica Argentina en uno de los principales centros educativos en carreras de grado.

Deja un comentario

El hombre más rico de Argentina

0